Iniciativas de administración de API – De vuelta a la clase número 1

Por marzo 5, 2018

Las API se están convirtiendo en una preocupación tecnológica urgente para un número creciente de organizaciones. Todos los días, más empresas e instituciones del sector público quieren explorar el valor de esta tecnología, sin embargo, gran parte de los tomadores de decisiones no tienen conocimiento básico de lo que está detrás de ellas. En este texto, ofrecemos una descripción general de lo que las API (Application Program Interface) son, lo que hacen y el valor que traen a las áreas de negocio.

Las Interfaces de Programación de Aplicaciones proporcionan una manera de conectar componentes de software, permitiendo que las empresas creen nuevos modelos de negocio reutilizando datos y funcionalidades existentes.

Una API alcanza este reto facilitando interacciones entre módulos de código, aplicaciones y sistemas heredados. En este proceso, se determina cómo los diferentes componentes de software interactúan entre sí, liberando el intercambio de datos. Después de una década desarrollando servicios que permitían la integración de aplicaciones para clientes y empleados, Alaska Airlines observó que, al reutilizar la funcionalidad de las aplicaciones existentes, podría crear servicios para terceros, generando ingresos adicionales para la empresa.

Las API no son un concepto nuevo, pero a medida que la complejidad de los sistemas operativos ha aumentado, la necesidad de los estándares de comunicación ha llevado a su adopción. Hoy es innegable su presencia en los lenguajes de programación, redes y servicios de grandes empresas de internet. En realidad, sería difícil diseñar modelos de negocio de empresas como Salesforce.com, Expedia.com y EBay, cuyas API generan el 50%, el 90% y el 60% de los ingresos de la empresa, respectivamente

La rápida absorción tecnológica de las API se explica principalmente por el uso de Internet como espina dorsal para el desarrollo de los mercados y por lo tanto encontrando nuevas maneras de conectar recursos de TI existentes con portales en línea y aplicaciones para tablets y móviles.

Un ejemplo tangible de esta adopción es el sector de salud, un gigantesco ecosistema en el que el principal objetivo es mejorar la calidad y eficiencia de la atención al paciente. Sería imposible el flujo libre de información en todo el ecosistema sin la conexión con registros médicos existentes. Los desafíos de integrar nuevos proveedores de servicios y fabricantes, manteniendo el cumplimiento de reglamentos estrictos en el tratamiento de datos personales, no son triviales y The Advisory Board Company ha sido consciente desde el inicio de la definición de su iniciativa de gestión de API.

Hoy en día, es común que cuando la gente habla de una API, se refieren a las API Web, una interfaz de software expuesta a través del protocolo HTTP (el mismo que usamos para navegar por la red) y, generalmente, publicado en la internet para facilitar el desarrollo de aplicaciones web y en la nube.

Las redes sociales exponen las API que permiten a sus usuarios publicar actualizaciones o compartir contenido. Los portales de búsqueda de pasajes aéreos, por ejemplo, se conectan a las API de diferentes compañías aéreas, citando itinerarios en fechas y horarios específicos para que los clientes puedan comparar y seleccionar la mejor opción para comprar. Sin embargo, se debe notar que las API no se crean sólo para satisfacer las demandas tecnológicas, y su publicación no es un mero desafío en el área de sistemas.

Cada API publicada debe primero considerar objetivos de negocios específicos y los responsables del diseño del producto deben asegurarse de que estos objetivos orientan el proceso de diseño de la interfaz.

La publicación de una API puede agregar valor a la empresa de diferentes maneras. Antes de entrar en detalles técnicos, es vital que los arquitectos entiendan el valor para el negocio que las organizaciones esperan obtener de una iniciativa de API.

Los retos de negocio de una organización deben ser el principal requisito operativo en el proceso de creación de una API. En general, cualquier organización que considere esta iniciativa debe perseguir uno o más de los siguientes objetivos:

1) Aumento de la renta: en algunos casos, una API puede ser una fuente directa de ingresos para la organización. Puede implicar: cobro de una tasa para que los desarrolladores externos accedan a la API; fácil acceso a la creación de aplicaciones de pago bajo demanda; o habilitación de recursos para el comercio electrónico a partir de dispositivos móviles. Un punto clave aquí es que una API debe proporcionar algo valioso lo suficiente para que una organización esté dispuesta a invertir en su uso. 

2) Aumento de la participación en el mercado y del valor entregado a los clientes: las API proporcionan la solución ideal para empresas que desean aumentar la participación en el mercado o mejorar la experiencia del cliente, ofreciendo servicios existentes a través de nuevas plataformas. Para ello, es esencial considerar los requisitos técnicos y de seguridad que permiten la entrega de valor a través de nuevos canales y aprovechar la estrategia omnichanel. 

3) Apoyo al área de ventas y marketing digital: las APIs abren la posibilidad de ayudar a una empresa a comercializar sus productos y servicios, aunque no participen necesariamente en el proceso de venta y entrega a los clientes. Una API que proporciona soporte indirecto a actividades comerciales debe buscar la generación de fidelidad de marca y funcionalidad inmersiva, generalmente asociada a buenas prácticas de marketing digital. 

4) Estimular la innovación y la creación de nuevos modelos de negocio: las API pueden ayudar a una organización a permitir nuevos modelos de negocio creados a partir de estrategias comerciales internas, ya que reducen las barreras técnicas, facilitando el prototipado en actividades de innovación. En concreto, las API permiten a las organizaciones a implementar ideas sin tener que cambiar sus sistemas a una velocidad sin precedentes. 

5) Integración de datos y aplicaciones existentes: las API también desempeñan un papel importante de integración en proyectos internos en el área de sistemas que afectan a los objetivos del negocio. En estos proyectos, es vital considerar que la necesidad de procesos sustantivos se integran unos a otros debido a presiones de competencia comercial agresiva, fusión o adquisición, y cumplimiento de nuevos reglamentos gubernamentales.

Por supuesto, la implementación de una iniciativa de API que implica la alineación de los objetivos de negocio y la monetización es un proceso interactivo, en el que la comprensión del ecosistema desempeña un papel preponderante. Y es por esta razón que en el próximo post vamos a hablar de la importancia que el ecosistema desempeña en torno a nuestro programa de API.

Lo invitamos a participar de nuestro Webinar “Microservicios, APIs e innovación: cómo acelerar la transformación digital”  el próximo 15 de marzo, a las 10:00am hora colombiana (GMC – 5). Regístrese aquí.

Para saber más:

The API Academy. (2018a). API Strategy 101: What is an API?

The API Academy. (2018b). API Strategy 102: The business value of APIs.

Iyer, B. & Subramaniam, M. (2015). The Strategic Value of APIs. Harvard Business Review.

Davenport, T. H. & Iyer, B. (2013). Move Beyond Enterprise IT to an API Strategy. Harvard Business Review.

CA Technologies. (2018a). Alaska Airlines impulsa la innovación en los viajes aéreos a través de API.

CA Technologies. (2018b). The Advisory Board Company ayuda a los profesionales de la salud a liberar los datos.

Escrito por Miguel Ángel Barragán García
API Management Consultant at CA Technologies
LinkedIn: @miguelbarragan