¿Por qué es tan importante una Experiencia de Monitoreo de Red?

Por octubre 4, 2018

De pronto, la red está de moda otra vez. Las tendencias tecnológicas como Internet de las Cosas, Redes Definidas por Software (SDN) y las cada vez mayores expectativas de los usuarios finales se suman para demandar rendimiento y confiabilidad continuos de la red. Pero con el aluvión de datos que sigue creciendo y las organizaciones que siguen dependiendo de varias nubes para alcanzar sus objetivos de negocios, ¿cómo puede mantenerse actualizada la red? ¿ni hablar del monitoreo de la red?

Debido a los rápidos avances en la tecnología de redes junto con las demandas de los usuarios, los administradores de redes a menudo, se encuentran con demasiadas herramientas. Cada una de ellas diseñada para administrar o monitorear un único aspecto de la red empresarial y del rendimiento de las aplicaciones. Hoy en día, la mitad de las empresas utilizan 11 o más herramientas para el monitoreo de la red y, para muchas, este es solo el comienzo. Por ejemplo, a medida que las organizaciones continúan con la adopción de WAN definidas por software (SD-WAN), con el objetivo de reemplazar conexiones MPLS obsoletas por Internet de banda ancha, descubren que sus herramientas existentes para el monitoreo de la red no son eficaces y más de dos tercios de quienes adoptan SD-WAN han agregado otra herramienta o han externalizado la administración con sus proveedores de servicios de red.

Depender de una administración “swivel-chair” (donde los datos se ingresan en un sistema y luego se ingresan manualmente en otro) causa muchos problemas. Primero, hay una duplicación del esfuerzo que implica administrar varias herramientas e interfaces. Luego, no existen certezas respecto de depender de varias herramientas de monitoreo de la red para varios componentes de la infraestructura. El simple hecho de hacer un seguimiento de cuál herramienta se usa para cada elemento de la red puede generar estrés.

Como resultado, según un informe reciente de Enterprise Management Associates (EMA), los administradores dedican ahora más del 70% del tiempo de un día de trabajo típico a detectar y resolver problemas, Divididos casi de manera equitativa entre prevención de problemas y resolución reactiva, los atareados administradores de redes solo pueden dedicar 29% de su tiempo a trabajos realmente productivos.

Quizás, el problema más grave que causa esta fragmentación es la falta de visibilidad de punta a punta de la red, citado como el desafío n.º 1 para el éxito de las operaciones de red en el informe de EMA. Le sigue la falta de recursos (el segundo gran desafío). No sorprende que lo que se concluyó fue que, a medida que los equipos de redes agregan más herramientas, son menos eficaces para detectar problemas en la red y esta se vuelve menos estable.

Los equipos de redes necesitan una convergencia de las operaciones. Esto comienza con una plataforma integral de análisis y monitoreo de la red que incluya:

  • Un portal de NetOps con monitoreo y administración completa para arquitecturas tradicionales y modernas que abarque el mayor número de protocolos y entornos de proveedores. Las empresas virtualizan cada vez más cada parte de su red. Sin embargo, eso no significa que la infraestructura de red tradicional vaya a desaparecer pronto.
  • Una API abierta que permita personalizar la experiencia de las NetOps. Así como los consumidores de hoy quieren experimentar a su manera, los equipos de operaciones de red deben demandar la capacidad para personalizar métodos de introducción y presentación de los datos de cualquier red para una experiencia verdaderamente intuitiva y personalizada que permita una evaluación de errores más rápida y un mejor consumo ejecutivo.
  • Un recolector de datos que abarque varios protocolos y que no dependa de mecanismos de sondeo de la vieja escuela, sino que utilice funcionalidad de transmisión moderna y en tiempo real para poder mantener el ritmo y dinamismo de las arquitecturas de red actuales y futuras.
  • Un contexto para la detección y resolución de problemas de experiencia con las aplicaciones relacionados con el impacto en la red, solo con los protocolos y puntos de conexión relevantes (físicos, virtuales o lógicos). Esto le permite al personal de operaciones de red eliminar cualquier “ruido”, lo que simplifica el análisis de causa raíz y minimiza el número de clics hasta la resolución, incluso en entornos altamente virtualizados.

Si su empresa no está preparada para el contratiempo de las redes definidas por software e IoT en la actual economía de aplicaciones, ¿cómo puede garantizar la experiencia del usuario que demandan sus clientes?

Escrito por Jeremy Rossbach
Sr. Principal Product Marketing Manager at CA Technologies
LinkedIn: @jeremyrossbach