¿Qué es la Agilidad de los Negocios?

Por abril 12, 2018

La agilidad del negocio no es una moda ni es para todos

En una reciente investigación*, se les preguntó a unos ejecutivos cómo creían que la agilidad a escala podía mejorar la operación de su organización. Alrededor de la mitad estuvo de acuerdo en que reduciría fallos y situaciones de emergencia de los proyectos, mejoraría los procesos ineficientes, aumentaría la visibilidad entre los grupos funcionales y la colaboración.

Muchas personas parecen tener la capacidad de articular las virtudes de la agilidad del negocio, pero la definición del término en sí no es muy clara. Muchos creen que es sinónimo de “rápido y flexible”, sin embargo, la agilidad del negocio tiene un significado diferente que, en CA Technologies, definimos como:

El modo en que una empresa siente y responde a los cambios, de forma proactiva y con confianza para ofrecer valor a los negocios, de una manera más rápida que la competencia.

En CA, la agilidad del negocio es un enfoque de múltiples caras, relativamente nuevo, que ciertamente incluye velocidad y flexibilidad. Pero, más específicamente, agilidad significa detectar, crear y adaptarse a los cambios rápidamente y con confianza. Alcanzarlo significa reconectar el ADN de su organización a un éxito mayor, ya sea con el aumento en los ingresos, la satisfacción del cliente o incluso creando nuevas áreas de actuación. Vea a continuación algunos de sus conceptos clave:

Agilidad es dirigir el foco central de su organización a los clientes

En un ambiente con cambios rápidos y constantes, nunca había sido tan importante que las empresas estén hiperenfocadas en lo que el cliente quiere y necesita. Para ayudar a garantizar el éxito, las compañías inteligentes están utilizando las mejores prácticas de TI para poner al cliente en el centro de todo.

Este concepto no es nuevo. En 2015, en un artículo para Forbes, el vicepresidente de Forrester Research, Kyle McNabb, escribió: “Lo llamamos “La Era del Cliente”. Marcas innovadoras, como Delta, Southwest Airlines, T-Mobile, Verizon, Home Depot, Walgreens, Caterpillar y Rolls Royce están compartiendo con Forrester cómo están transformando su manera de trabajar para atender a las necesidades de unos clientes empoderados, volviéndose obsesionados por el cliente.”

Desde entonces, las cosas sólo se intensificaron, y la agilidad lidera la revolución. Después de todo, el primer principio del Manifiesto Ágil es: “nuestra mayor prioridad es satisfacer al cliente a través de la entrega rápida y continua de un software valioso.” Si el cliente no está en el centro de sus negocios, usted no es ágil y está en gran desventaja, lo que debe ser discutido inmediatamente con uno de nuestros consultores.

Es promover valor más rápido, mejor y de manera más eficiente

La agilidad del negocio genera un valor más rápido, aumentando la satisfacción del cliente, la visibilidad, la rapidez de la respuesta, la productividad, la calidad, el compromiso de los empleados, la innovación y los ingresos.

La agilidad en la ejecución hace de la velocidad y el desempeño su ventaja competitiva. La mejora de tiempo y desarrollo afectan significativamente su resultado, ya que la velocidad ayuda a monetizar el valor incremental y ayuda a ver las ganancias de forma inmediata. Pero se debe escuchar al cliente desde temprano, y con frecuencia, para estar seguro de que usted está construyendo lo correcto, de forma acertada y en el momento adecuado – con calidad y previsibilidad. Las organizaciones deben poder utilizar los datos y la información para llegar a ser mejores, más rápidos y más eficientes.

Agilidad es transformar la forma de operar para obtener resultados exitosos

Alcanzar la agilidad del negocio es un proceso de desarrollo de flexibilidad y adaptabilidad en la producción de su empresa. Esto comienza con la creación de conexiones fuertes con sus clientes, grupos de interés, con el mercado y dentro de su propia organización. El cambio cultural es fundamental para la transformación de los negocios y el compromiso de las personas promueve ese cambio de adentro hacia afuera.

El nivel más alto de agilidad del negocio requiere organizar a las personas en torno a la obtención de resultados exitosos. Esto significa conectar la agilidad en toda su organización, dividiendo áreas internas y formando equipos enfocados en la entrega de valor.

La mayoría de las organizaciones sufren de lo que suelo llamar de Síndrome del Silo Funcional, es decir, cuando las funciones de los negocios dentro de una empresa actúan como entidades autónomas, formulando sus propias estrategias y planes de trabajo en paralelo a otras funciones de negocios, en lugar de operar de forma multifuncional. Esto lleva a un ambiente menos comunicativo y colaborativo, además de la incapacidad de formar equipos cohesionados, lo que a su vez resulta en productos no competitivos, sin fuerza.

Acabar con los silos funcionales es fundamental para minimizar las dependencias, reducir el desperdicio, mejorar la colaboración y permitir respuestas a las oportunidades y amenazas de forma rápida y fiable.

A fin de cuentas, la agilidad del negocio no es ni una moda ni un café para todos. Es un enfoque extremadamente disciplinado para los negocios que requiere una nueva mentalidad de todos en la organización, desde los equipos de desarrollo hasta los directores. Esto puede ser desafiante. Pero, en última instancia, ayudará a su empresa a transformar las ideas en resultados, independientemente del sector y de los problemas que haya que resolver o de los clientes que haya que satisfacer. Si usted está interesado en redefinir su negocio y convertirlo en una empresa ágil, póngase en contacto con uno de nuestros consultores en agilidad para ver cómo podemos ayudarle.

Para ver todos los resultados, la investigación ofrece una excelente infografía.

Escrito por Marla Schimke
Head of Product Marketing at CA Technologies
LinkedIn: @marlaschimke